Beneficios del orégano, la planta aromática más famosa

El orégano es una planta que, como tantas otras que se han expuesto en Fitofarma, es muy conocida en España tanto como condimento como por sus propiedades medicinales. En esta nueva entrada se ahonda un poco más sobre sus virtudes y beneficios.

Características del orégano

El orégano (Origanum vulgare) es una planta que forma parte de la familia de las Lamiáceas que puede abastar el metro de altura. En las partes de arriba es donde suele ramificarse. Las hojas nacen de dos en dos y enfrentadas, con pelillos en la parte inferior. Sus flores son pequeñas, rosadas, y con el pistilo saliendo hacia afuera y florecen en verano.

Puede encontrarse en las riberas y los bosques abiertos del norte de España. No está disponible en las zonas más secas del país.

Componentes farmacológicos

La parte de la planta que se utiliza por todos los beneficios que aporta es la sumidad florida, la cual consiste según la Farmacopea Europea en las hojas secas y las flores separadas de los tallos.

La cantidad de aceite esencial que posee la planta oscila del 0,1 al 1% y es rico en timol y carvacrol hasta en un 90%. Otras sustancias presentes en esta parte son el beta-bisaboleno, cariofileno, p-cimeno, borneol, linalol, acetato de linalilo, alfa y beta-pinenos, alfa-terpineno.

Otras sustancias también importantes son los ácidos fenolcarboxílicos, como el cafeico, clorogénico, rosmarínico; flavonoides derivados de la apigenina, luteolina, kempferol, diosmetina; taninos, principios amargos y triterpenos derivados del ácido ursólico y oleanólico.

Usos tradicionales del orégano

En épocas anteriores, el orégano se utilizaba como condimento para dar sabor y aroma a carnes estofadas, tal y como nos explica Pio Font Quer en su libro Plantas medicinales. Otro uso culinario al que hace referencia es el de adobo para las olivas junto a otras hierbas aromáticas como el tomillo o la ajedrea.

En cuanto a sus propiedades medicinales, en la península ibérica ha sido muy apreciado como tónico y digestivo. Se utiliza como tisana después de las comidas principales.

Beneficios del orégano desde un punto de vista científico

Además de los efectos positivos que ejerce en el sistema digestivo, distintos estudios científicos han podido demostrar las virtudes de esta planta para tratar diversas afecciones. Su aceite esencial es en gran parte el responsable de dichas acciones.

Es una fuente de antioxidantes

Las sustancias responsables de la actividad antioxidante del aceite de orégano salvaje son el ácido rosmarínico, ácido de café y diversos flavonoides. Además, también actúan como donantes de iones a las enzimas peroxidasas que protegen los tejidos en el tubo digestivo, la membrana mucosa y en la saliva.

Experimentos en ratones han comprobado el efecto preventivo de la gastritis del extracto de agua-etanol del orégano silvestre.

Protege el ADN

Un estudio en ratones ha hecho creer a los investigadores que el carvacrol presente en el orégano ayuda a aumentar la capacidad antioxidante de las células del hígado y los testículos. En esta prueba, se añadió carvacrol en el bebedero de las ratas entre siete a catorce días. Posteriormente se descubrió que este grupo tenía un daño en el ADN reducido en comparación con el grupo control. 

Mata hongos y bacterias

Distintos estudios enfocados en la prevención del crecimiento de patógenos y la descomposición de alimentos han dejado patente el poder del carvacrol para eliminar bacterias, levaduras, hongos, insectos y ácaros.

In vitro, estudios científicos han confirmado sus capacidades antimicrobianas contra las bacterias Gram positivas Staphyllococcus aureus, la S. epidermidis, la S. mutans y la S. viridans, las cuatro bacterias Gram negativas Penicillium aeruginosa, la Escherichia coli, la E. cloacae y la Klebsiella pneumoniae y los hongos patógenos Candida albicans, el C. tropicalis y el C. glabrata.

Sus capacidades se basan en el incremento de la permeabilidad de los protones e iones de la membrana celular, cosa que causa que los elementos más básicos de la célula, como son los ácidos nucleicos y el ATP se remuevan.

Es eficaz contra los parásitos intestinales

Estudios in vitro han demostrado que el aceite esencial de orégano rico en carvacrol puede ser muy útil para tratar parásitos como la Giardia lamblia. Su efecto radica en bloquear las características adhesivas de este parásito a las mucosas.

Sobre humanos, se administró una emulsión de aceite de orégano silvestre durante seis semanas a pacientes con parásitos intestinales como Blastocystis hominis, Entamoebe hartmanni y Endolimax nana. El resultado fue que ocho pacientes eliminaron por completo la Blastocystis hominis, cuatro pacientes la Entamoebe hartmanni y Endolimax nana un paciente.

Tiene efectos prometedores contra la diabetes

Diversos estudios científicos han investigado sobre los efectos del extracto de orégano sobre la diabetes. Los resultados al respecto son prometedores, por este motivo los expertos aconsejan realizar más investigaciones clínicas y preclínicas in vivo.

Los compuestos a los que se atribuye esta acción antidiabética son los fenoles a través de distintas vías. Entre ellas se halla la inhibición de las enzimas metabólicas de los carbohidratos, la disminución de la resistencia a la insulina y la prevención de la glicación no enzimática.

No obstante, también avisan de que la falta de homogeneidad en las dosis y la variedad de disolventes utilizados para la obtención del extracto dificultan la llegada a conclusiones claras.

Otras pegas que se han encontrado con la utilización del orégano para la diabetes es la baja biodisponibilidad y bioaccesibilidad de los compuestos fenólicos. Para remediarlo los investigadores sugieren utilizar métodos que permita encapsularlos.

Dosis y contraindicaciones del uso del orégano

El orégano es una planta que se considera segura. No obstante, el aceite esencial está desaconsejado en caso de embarazo, lactancia y en niños. En altas dosis, podría causar efectos estupefacientes.

Llegados a este punto, comentar que aunque se ha hablado en su mayoría sobre el aceite esencial, el orégano también se puede consumir como infusión, extracto o tintura.

  • Infusión: una cucharada de postre por taza tres veces al día antes o después de comer.
  • Extracto fluido: (1:1) de 30 a 50 gotas tres veces al día.
  • Tintura: (1:5) de 50 a 100 gotas de una a tres veces al día.

Bibliografía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio