¿Qué es la vitamina C y para qué usarla?

La vitamina C es un antioxidante muy popular tanto a nivel de salud como estético. En este artículo se repasan sus cualidades y se actualizan sus efectos para algunas de sus áreas de aplicación más conocidas, como en los síntomas del resfriado o para mejorar la salud de la piel.

¿Qué es la vitamina C?

La vitamina C es una sustancia hidrosoluble necesaria para el crecimiento y la reparación de distintos tejidos corporales. A diferencia de algunos animales, el ser humano no puede producirla. Por este motivo, su forma de incorporarla al organismo es a través de la dieta.

Funciones que lleva a cabo

Tal y como se comenta al inicio, la vitamina C posee distintas funciones muy importantes para el organismo.

  • Interviene en la formación del colágeno, ya que dona electrones a tres de las enzimas que participan en la creación de esta proteína tan necesaria para los tejidos.
  •  Participa en la síntesis de carnitina, un aminoácido que posibilita el transporte de ácidos grasos hacia las células para producir energía. El papel de la vitamina C en este caso es el regulador  de dos enzimas presentes en este proceso bioquímico a través de dos dioxigenasas.
  • Ayuda a mejorar la comunicación entre neuronas gracias a su contribución en la formación de neurotransmisores. También participa en los procesos de maduración neuronal durante el desarrollo embrionario, como antioxidante neuronal, en la síntesis de catecolaminas, entre otros.
  • Aumenta la absorción del hierro no hemo, una variante de este mineral que se encuentra en diversos vegetales, gracias a su acción quelante y reductora, ya que facilita su movimiento.
  • Convierte el ácido fólico en ácido folínico.
  • Protege a los leucocitos polimorfonucleares de las sustancias que se generan durante el proceso de fagocitosis.

Farmacocinética o la actividad de la vitamina C en el cuerpo

La ruta principal que atraviesa la vitamina C para ser absorbida empieza por la boca y prosigue por los demás órganos del sistema digestivo. Una persona sana puede conseguir todos los nutrientes que necesita de una manera fácil a través de la dieta, ya que hay muchas frutas y verduras que la contienen. Algunos ejemplos serían el kiwi, los cítricos, el pimiento rojo o la fresa. Se excreta a través de la orina en forma de ácido oxálico y una cantidad muy reducida en forma de ácido deshidroascórbico. .

Hoy en día, la cantidad diaria recomendada de consumo de vitamina C para adultos es de 90 mg en hombres, 75 mg en mujeres y 65 mg en niñas entre 14 y 18 años de edad. 

El cerebro es donde se encuentra una de las mayores concentraciones de la vitamina C del cuerpo, incluso en los estados de deficiencia.

Usos habituales de la vitamina C

La vitamina C puede utilizarse para apoyar la salud y prevenir distintas dolencias. Aun así, en algunos casos es necesario realizar más estudios que confirmen sus beneficios concretos.

Vitamina C y cáncer

La relación entre vitamina C y cáncer todavía está en fase de estudio. En una revisión publicada por (Moritz B, et al., 2020) concluyen que las diferencias de resultados dependen de diversos factores como los relacionados con el ácido ascórbico (dosis, vías de administración, niveles plasmáticos etc.), las características concretas del cáncer y las del mismo paciente.

El mismo artículo científico manifiesta que el ácido ascórbico presente en los alimentos puede contribuir en la prevención del cáncer de mama y de pulmón. A su vez, también señala que el estudio aleatorizado mendeliano no encuentra asociaciones entre la incidencia de cáncer y la vitamina C plasmática.

Puede ayudar a reducir la hipertensión

La vitamina C muchas veces se ha considerado una gran aliada para ayudar a las personas hipertensas. La Universidad Johns Hopkins, situada en Estados Unidos, realizó un metaanálisis en el que revisaron y analizaron 29 ensayos clínicos. Los resultados mostraron que la toma de 500 mg al día de vitamina C redujo la tensión arterial 3,84 milímetros de mercurio a corto plazo. Para las personas diagnosticadas con hipertensión arterial, la caída fue de casi cinco milímetros de mercurio. Los expertos señalan que este efecto puede ser debido a la acción diurética de la vitamina C que, a su vez, contribuye a la relajación de los vasos sanguíneos.

Aun así, los investigadores señalaron en una nota de prensa que todavía son necesarios más estudios clínicos para recomendar suplementos de vitamina C para rebajar la tensión. Los resultados finales son discretos, apuntan.

En cuanto a las enfermedades cardiovasculares, los resultados son poco claros, ya que en algunos estudios se ha visto que pueden ayudar a luchar contra la aterogénesis o la ateroesclerosis coronaria o la carotídea. Otros, todo lo contrario, sugieren que los beneficios de la vitamina C en este campo se reduce a poblaciones muy concretas, como por ejemplo en los varones fumadores.

En otra revisión llevada a cabo por (Morelli MB, et al., 2020) se señala la poca utilidad de los cuestionarios o diarios de alimentos para la interpretación de los efectos de la vitamina C en la salud humana. En su lugar, apuestan por las muestras de sangre en ayunas. Después de comer, los resultados pueden fluctuar más.

Ayuda a aliviar los síntomas del resfriado

Distintas investigaciones y metaanálisis han demostrado que la vitamina C puede ayudar a prevenir y aliviar los síntomas del resfriado, como la tos y el catarro. El metaanálisis de (Ran L, et al., 2020) expone que esta vitamina ayuda al sistema inmune a resistir frente a los organismos patógenos, acortando la duración de la enfermedad; contribuye a la creación de nutrientes como proteínas, lípidos, selenio, vitamina A y vitamina E gracias a la reacción de reducción; participa en las respuestas inmunitaria mediada por las células T y la inmunidad humoral mediada por células B; y activa los fagocitos.

Los autores confirman en su metaanálisis la eficacia total de la vitamina C, el tiempo de mejora de los síntomas y el tiempo de curación respecto a la terapia antiviral sola. A su vez, puntualizan que aunque la vitamina C ayuda a mejorar los síntomas del resfriado, no se puede confirmar con seguridad que sea un tratamiento complementario a la terapia antiviral.

Ayuda a la piel a mantenerse sana

Fotografía de Juan Pablo Serrano Arenas en Pexels https://www.pexels.com/ca-es/foto/mans-amor-dona-adult-1242349/

La vitamina C ejerce un papel fundamental para la síntesis de colágeno, ya que los fibroblastos la necesitan para producirlo. También es muy importante para regular el equilibrio entre el colágeno y la elastina en la dermis. También influye en la expresión génica de de enzimas antioxidantes, la organización y acumulación de fosfolípidos además de la formación del estrato córneo (Pullar et al., 2017.)

La vitamina C protege contra los rayos UV gracias a que se concentra en cantidades muy altas en los queratinocitos. En combinación con la vitamina E, ejerce esta función defensora, que se ha podido comprobar mediante estudios in vitro e información de apoyo de estudios en animales y humanos.

También se ha confirmado mediante investigación en animales y estudios clínicos que la vitamina C ayuda en la cicatrización de heridas y la formación de cicatrices elevadas. También que mejoran el aspecto de la piel humana envejecida mediante la medición de la deposición de colágeno y la profundidad de las arrugas.

Bibliografía

  • Lykkesfeldt J, Tveden-Nyborg P. The Pharmacokinetics of Vitamin C. Nutrients. 2019 Oct 9;11(10):2412. doi: 10.3390/nu11102412. PMID: 31601028; PMCID: PMC6835439.
  • Valdés, F. (2006). Vitamina C. Actas Dermo-Sifiliográficas, 97(9), 557–568. doi:10.1016/s0001-7310(06)73466-4
  • Moritz B, Schmitz AE, Rodrigues ALS, Dafre AL, Cunha MP. The role of vitamin C in stress-related disorders. J Nutr Biochem. 2020 Nov;85:108459. doi: 10.1016/j.jnutbio.2020.108459. Epub 2020 Jul 3. PMID: 32745879.
  • Morelli MB, Gambardella J, Castellanos V, Trimarco V, Santulli G. Vitamin C and Cardiovascular Disease: An Update. Antioxidants (Basel). 2020 Dec 3;9(12):1227. doi: 10.3390/antiox9121227. PMID: 33287462; PMCID: PMC7761826.
  • Villagran M, Ferreira J, Martorell M, Mardones L. The Role of Vitamin C in Cancer Prevention and Therapy: A Literature Review. Antioxidants (Basel). 2021 Nov 26;10(12):1894. doi: 10.3390/antiox10121894. PMID: 34942996; PMCID: PMC8750500.
  • Ran L, Zhao W, Wang H, Zhao Y, Bu H. Vitamin C as a Supplementary Therapy in Relieving Symptoms of the Common Cold: A Meta-Analysis of 10 Randomized Controlled Trials. Biomed Res Int. 2020 Oct 9;2020:8573742. doi: 10.1155/2020/8573742. Erratum in: Biomed Res Int. 2021 Apr 27;2021:9875417. PMID: 33102597; PMCID: PMC7569434.
  • Pullar JM, Carr AC, Vissers MCM. The Roles of Vitamin C in Skin Health. Nutrients. 2017 Aug 12;9(8):866. doi: 10.3390/nu9080866. PMID: 28805671; PMCID: PMC5579659.
  • Vitamina C: ¿nos ayuda a bajar la tensión? (2018, 22 febrero). Fundación Española del Corazón. https://fundaciondelcorazon.com/blog-impulso-vital/2421-vitamina-c-inos-ayuda-a-bajar-la-tension.html
  • ¿Qué es la vitamina C y para qué sirve? | Arkopharma. (s. f.). Arkopharma. https://www.arkopharma.com/es-ES/que-es-la-vitamina-c-y-para-que-sirve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio