¿Para qué sirve el árnica?

El árnica es una planta muy conocida para tratar contusiones, golpes u otro tipo de magulladuras. Es muy importante utilizarla únicamente como un remedio tópico, ya que vía oral es tóxica.

Características físicas de la planta

El árnica (Arnica montana) es una planta que pertenece a la familia Asteraceae. Crece a partir de los 800 metros en tierras descalcificadas de bosques de coníferas y prados húmedos de los Pirineos, la cordillera cantábrica y las montañas de Galicia y norte de Portugal.

Mide entre un palmo y medio y dos de altura. Su rizoma es corto y grueso, y sus tallo no acostumbra a ramificarse. A lo sumo, creará seis ramitas cortas en la parte superior. Arriba del todo, se halla la flor amarilla, de siete u ocho centímetros de diámetro. En ocasiones, pueden crecer dos o tres cabezuelas menores junto a las hojas. Florece a partir del mes de junio, pero tal y como explica Pio Font Quer en su libro “Plantas medicinales”, la subespecie atlantica comienza antes, en abril.

Si se acude al campo, es muy importante evitar confundirla con otras flores de apariencia similar, como la Inula montana, la cual también se nombra como Falsa árnica. 

Componentes químicos del árnica

La parte de la planta que se emplea con fines medicinales es la flor entera o desecada.

Entre sus componentes principales, se hallan las lactonas sesquiterpénicas, entre un 0,2 y un 0,8%, las cuales forman parte del grupo pseudoguayánolido, en concreto ésteres de la helenalina y 11alfa, 13-dihidrohelenalina junto a ácidos grasos de cadena corta. Otros elementos presentes en un 0,4% y un 0,6% en el árnica son los flavonoides, como la isoquercitrina, astragalina y 7–O-glucosil-luteolina.

El aceite esencial de árnica (0,2%-0,3%), por su parte, cuenta con un 40%-50% de ácidos grasos, sobre el 9% de n-alkanos, derivados del timol, monoterpenos y sesquiterpenos, ácido cinámico y sus derivados, cumarinas, poliacetilenos, xantofilas y trazas de alcaloides pirrolizidínicos.

Beneficios del árnica sobre el organismo

El árnica es una planta muy conocida alrededor de Europa por sus propiedades medicinales. A modo general, aquellas propiedades que se han podido demostrar o se está haciendo mediante el método científico son:

  • Actúa como antiinflamatoria: la helenanina presente en las flores de árnica es la responsable en última instancia de la baja producción de citocinas, proteínas relacionadas con la regulación de las respuestas del sistema inmune y la inflamación.
  • La helenalina y la 11alfa, 13-dihidrohelenalina han mostrado actividad antiagregante plaquetaria.
  • Es antibacteriana frente a bacterias gram positivas, gram negativas y antimicótica sobre Brotrytis cinera.
  • En un estudio in vitro, el extracto acuoso del árnica tuvo una acción antihistamínica.
  • La helenalina presente en el árnica ha demostrado en cobayas y gatos que altera la fuerza de los latidos del corazón.

Usos medicinales del árnica

El árnica es una planta que brinda beneficios a nuestro cuerpo de forma externa, sobre todo en lo que respecta al dolor. En concreto, se utiliza para:

Aliviar el dolor post-operatorio

Diversos estudios clínicos en personas acabadas de operar de diferentes dolencias han confirmado la utilidad del árnica para aliviar el dolor tras su operación.

En el post-operatorio de una cirugía de manos y otra de varices el árnica demostró reducir el dolor significativamente. Otros estudios también muestran que el uso sistémico del árnica tras una extracción dental redujo las puntuaciones de dolor, así como en pacientes a los que se les acaba de realizar una amigdalectomía.

No obstante, también ha habido estudios que han mostrado resultados contradictorios a los anteriores. Kaziro y su equipo reportaron en su investigación que los pacientes acabados de someter a una extracción de la muela del juicio impactada, es decir que no tiene espacio para crecer, tratados con árnica padecieron un dolor más grande que el grupo placebo. En el caso de cirugía para el túnel carpiano, el tratamiento anterior y posterior con árnica no demostró mejoras en el dolor; tampoco en los estudios sobre cirugía de rodilla, aunque sí lo hizo tras la reconstrucción del ligamento cruzado.

Otros estudios han remarcado como el árnica reduce el dolor en un nivel moderado pero que a su vez es menos tóxico que diclofenac. También que reduce el consumo de opioides y la formación de seroma en pacientes con mastectomia y reconstrucción.

Reducir el dolor de la artritis

Es bien conocido que el árnica puede ayudar a los pacientes con artritis a reducir el dolor articular. En algunos estudios, se trató a personas con osteoartritis de las manos durante tres semanas, y los resultados mostraron una reducción moderada de su puntuación del dolor.

En general, las investigaciones marcan que los tratamientos con geles a base de planta fresca entre tres y seis semanas tienen mejores resultados. También que los geles de árnica junto a otras plantas pueden actuar mucho mejor que el árnica sola.

Mejorar el dolor de espalda

Otro estudio enfocado en el tratamiento del dolor de espalda con árnica halló que un complejo homeopático a base de árnica, bryonia, causticum, kalmia, Rhus i calcarea mejoró los síntomas de dolor en pacientes con dolor lumbar crónico. Otro estudio llevado a cabo por da Silva et al. se sirvió de un extracto fluido al 5% de árnica brasileña Solidago chilensis en pacientes con lumbago. Los voluntarios debían aplicarse la solución dos veces al día durante 15 días. Los resultados mostraron una reducción significativa del dolor, pero todavía se necesitan más investigaciones para acabar de corroborar su uso.

Reducción del dolor muscular en esguinces, articulaciones o tendones

La aplicación del árnica sobre esguinces de tobillo también es efectiva a la hora de reducir el dolor, tal y como se ha probado en los estudios clínicos. Por su parte, la aplicación de una crema a base de Solidago chilensis, el árnica brasileña, durante 21 días redujo el dolor de brazo en pacientes con tendinitis.

También actúa frente al dolor muscular provocado por el ejercicio. 

Otros usos del árnica

  • Es útil para prevenir y tratar moretones gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antihistamínicas. Si el cardenal ya ha salido, ayudará a la sangre a reabsorber el tejido dañado.
  •  Su poder antibiótico la hace muy útil para abordar la gingivitis y las aftas en la boca en forma de colutorio.

Precauciones a tener en cuenta

Es primordial evitar el uso del árnica por vía interna, ya que las lactonas sesquiterpénicas que contiene son tóxicas para el corazón. En vía externa, ha de evitarse su uso en heridas abiertas y úlceras.

Las concentraciones que se utilizarán serán a poca concentración, ya que las soluciones potentes pueden causar reacciones tóxicas primarias, como vesículas.

Posología

La Comisión Europea recomienda que para preparar una infusión cutánea de árnica se utilicen 2 g de droga por 100 ml de agua; de tintura para cataplasma, que esté diluida de tres a diez veces; para enjuagues bucales, una tintura diluida 10 veces; para fabricar ungüentos, del 20% al 25%.

Bibliografía

  • Fitoterapia.net
  • Botanical-online.com
  • Quer, P. F. (2023). Plantas medicinales. Península.
  • Smith AG, Miles VN, Holmes DT, Chen X, Lei W. Clinical Trials, Potential Mechanisms, and Adverse Effects of Arnica as an Adjunct Medication for Pain Management. Medicines (Basel). 2021 Oct 9;8(10):58. doi: 10.3390/medicines8100058. PMID: 34677487; PMCID: PMC8537440.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio