Antocianinas, qué son y por qué son tan buenas

Portada antocianinas.

Las antocianinas son compuestos que se encuentran dentro del grupo de los flavonoides y dotan a muchos frutos de plantas de colores que van entre el naranja y rojo al azul oscuro o el púrpura. Contienen gran cantidad de antioxidantes y ayudan a mejorar el sistema neurodegenerativo, la diabetes o la agudez visual. 

¿Qué son las antocianinas?

Las antocianinas o antocianos son flavonoides hidrosolubles responsables de la pigmentación entre roja, naranja, azul y púrpura de algunos frutos y flores, aunque también se hallan en las hojas, tallos y raíces. Dichos pigmentos se encuentran en la inmensa mayoría de plantas pertenecientes a las angiospermas, y su concentración es distinta en cada caso.

El pH tiene un papel significativo en el color final que adoptará la fruta o el vegetal. En un entorno alcalino, las plantas y los frutos desarrollan tonalidades que van desde el azul oscuro o el púrpura hasta el rojo granatoso. En un entorno más ácido, los tonos se comprenderán entre el amarillo, el naranja hasta el rojo. 

Desde un punto de vista químico, las antocianinas son glucósidos de las antocianidinas. Estas segundas son la aglicona o compuesto no glucídico a la que se une un azúcar para formar la antocianina. Las antocianidinas más conocidas y famosas son la pelargonidina, delfinidina, cianidina, petunidina, peonidina y malvidina. 

Por otra parte, los carbohidratos que más se encuentran en este tipo de compuestos son la glucosa, ramnosa, galactosa, xilosa y arabinosa.

Estudios científicos atribuyen a las antocianinas las funciones fisiológicas de proteger el cuerpo de la planta de la luz ultravioleta y atraer a los insectos hacia las flores para llevar a cabo la polinización. 

Propiedades de las antocianinas para la salud

Las fresas son una fruta muy rica en antocianinas.
La fresa es una fruta muy rica en antocianinas.

Los seres humanos hemos realizado cantidad de investigaciones para averiguar las propiedades de las antocianinas y cómo administrarlas para mejorar la salud. Los experimentos in vitro y en vivo muestran resultados muy interesantes debidos en parte a sus cualidades antioxidantes.

Excelentes captadores de radicales libres

Los frutos rojos son muy ricos en antocianinas.

Las antocianinas son sustancias captadoras de radicales libres. Estudios epidemiológicos señalan que la toma de estas sustancias reduce el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer e incluso trastornos neurológicos o de la función cognitiva. 

La ciencia ha demostrado una mejoría del estado oxidativo de los voluntarios a los ensayos clínicos, la protección del ADN de la inflamación y posibles daños y una probable supresión de especies reactivas de oxígeno. 

Es importante tener en cuenta que las personas sanas con niveles muy bajos de daño oxidativo que llevan una alimentación adecuada no mejorarán todavía más su situación con la toma extra de estas sustancias.

Protección sobre el corazón

La salud cardiovascular es muy importante.

Las antocianinas han demostrado que mejoran el perfil lipídico, la función plaquetaria en voluntarios sanos y poseen un efecto hipotensor. In vitro, inhiben la agregación plaquetaria y dilatan las arterias coronarias. Este hecho puede disminuir la predisposición a padecer isquemia.

Capacidad antidiabética de las antocianinas

Distintos estudios confirman que las antocianinas ayudan significativamente a reducir los niveles de glucemia y a mejorar la resistencia a la insulina. Además, contribuyen a incrementar la secreción de esta hormona, reducir la absorción de carbohidratos en el intestino delgado y proteger las células beta-pancreáticas.

Por otro lado, el consumo de antocianinas contribuye a restablecer el equilibrio intestinal y regula los niveles de incretina.

Protector neuronal frente a las enfermedades neurodegenerativas

El arándano ayuda la salud a muchos niveles

Las enfermedades neurodegenerativas ocurren debido a causas multifactoriales en las que están implicados factores como el estrés oxidativo, la inflamación. El cerebro es un órgano muy vulnerable a este tipo de perjuicios debido a su consumo elevado de oxígeno y glutamato. Este último en altas dosis puede provocar muerte celular por excitotoxicidad. A eso, se le ha de sumar que las defensas antioxidantes en el cerebro son muy modestas y que el hierro que se almacena en el mismo está en forma de ferritina, cosa que dificulta la catalización del daño oxidativo. 

La inflamación también posee un papel crucial en el desarrollo de las enfermedades neurodegenerativas. Estudios científicos han probado que activar las células gliales lleva a la liberación paulatina de citocinas proinflamatorias, que en combinación con otros medidores de la inflamación pueden desencadenar una activación progresiva de la muerte celular. En consecuencia, las neuronas mueren.

Resultados de la experimentación in vitro, animal y sobre humanos

Estudios in vitro han demostrado que las antocianinas reducen el daño oxidativo provocado por el peróxido de hidrógeno y la generación intracelular de radicales libres. También fueron capaces de impedir la muerte celular por apoptosis.

Estudios in vivo en ratones han evidenciado que el consumo de arándanos ayuda con la memoria a corto y largo plazo y contribuye a revertir el déficit en la funcionalidad motora relacionada con el envejecimiento. Por otro lado, un estudio con ratones intoxicados con etanol confirmó que la administración de la antocianina cianidina-3-glucósido les mejoró el cuadro debido a que bloqueó la caspasa-3, una enzima que puede causar apoptosis.

Otros estudios en ratones de edad avanzada han constatado que el consumo de arándano rojo, fuente de antocianósidos, supusieron una reducción en el avance de enfermedades neurodegenerativas, la pérdida de la funcionalidad de los tejidos de las neuronas además de la modulación de las respuestas inflamatorias. 

Sin embargo, los ensayos en humanos no muestran una mejora de las funciones neuropsicológicas. El único aspecto que sí ha demostrado mejoría es la memoria.

Actividad antitumoral

Los efectos antitumorales y anticancerígenos de las antocianinas han quedado patentes en experimentos con ratones. Un  experimento que consistió en alimentar a los roedores con patatas púrpuras dulces y repollo morado suprimió los tumores. Otros experimentos en estos animales reportaron los mismos hechos, pero comiendo frijoles rojos de soya con cianidina conjugada con glucosa y ramnosa.

Asimismo, científicos investigadores descubrieron que los arándanos anulan las etapas de iniciación, promoción y progresión de la carcinogénesis en las personas mediante bioensayos.

Mejora de la visión

Ya desde principios de los 2000 se decía que los arándanos u otros frutos ricos en antocianinas son buenos para la vista. Esta afirmación se puso a prueba en experimentos con ratas con deficiencia ocular y los resultados fueron positivos. Los animales alimentados a base de comida con antocianinas mejoraron su agudeza visual a la vez que la inflamación disminuyó.

La explicación que se ha dado para dicha mejora es que las antocianinas estimulan la regeneración de la rodopsina, un receptor que se localiza en la retina.

Colorante alimenticio natural

En los últimos tiempos, las antocianinas se están empleando dentro de la industria alimentaria como colorante natural. Además de todos los beneficios que aporta al organismo, evita el uso de pigmentos sintéticos que pueden resultar carcinogénicos.

Bibliografía

  • López, A., Carretero, M. E., & Ortega, T. (2014). Antocianos: su potencial en la prevención de enfermedades neurodegenerativas. Rev. fitoter, 101-113.
  • Cásedas, G., Les, F., Moliner, C., Valero, M. S., Gómez, C., López, V. (2022) Efectos beneficiosos de las antocianinas para la salud. Rev. fitoter, 31-58.
  • García, C. E. (2021). Manual de fitoterapia (3a ed.) (3.a ed.). Elsevier España. S.L.U.
  • Ortíz, M. A., Vargas, M. D. C. R., Madinaveitia, R. G. C., & Velázquez, J. A. M. (2011). Propiedades funcionales de las antocianinas. Biotecnia, 13(2), 16-22.
  • Garzón, G. A. (2008). Las antocianinas como colorantes naturales y compuestos bioactivos: revisión. Acta biológica colombiana, 13(3), 27-36.
  • Fitoterapia.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio