Remedios naturales eficaces para el resfriado

El catarro es una patología muy común y transversal durante los meses de invierno. Tanto niños como adultos y ancianos pueden sufrirlo. Los remedios naturales basados en la fitoterapia son muy eficaces para el resfriado u otro tipo de afecciones parecidas que muchas veces no representan complicaciones graves para el paciente.

Qué es el resfriado

El resfriado es una enfermedad aguda que afecta al aparato respiratorio superior. Acostumbra a manifestarse a causa de una infección vírica. El rinovirus es el organismo responsable de entre el 30% y el 50% de las etiologías de los resfriados. Los coronavirus, de entre el 7% y el 18%, mientras que los enterovirus, los VRS y los parainfluenza tienen una implicación del 5%.  

Dicha variedad de virus, podría explicar la diversidad de síntomas que muestra cada paciente.

Distintas definiciones del resfriado

 El vocabulario médico y sanitario posee varias palabras para designar, en el caso del resfriado, una misma realidad fisiopatológica. Este hecho posibilita que la comunidad médica pueda describir con más precisión la dolencia del paciente.

De esta forma, resfriado y rinofaringitis aguda refieren a la inflamación de las mucosas de la rinofaringe provocada por un virus o alergia. Las vías respiratorias o los senos paranasales también podrían verse dañados. El nombre rinofaringitis sugiere que la laringe es la parte más afectada.

Como coriza, se entiende una inflamación de la mucosa nasal que se ha complicado debido a una infección bacteriana.

La rinitis aguda se traduce del inglés como common cold, es decir resfriado común, y por su denominación parece que haya de afectar a la cavidad nasal.

Finalmente, la sinusitis indica una inflamación de la mucosa de un seno paranasal. Puede tener un origen infeccioso o estar relacionado con una reacción inflamatoria por pólipos nasales. 

Cómo se contagia un resfriado

El resfriado es una enfermedad que se contagia con facilidad. Cuando la persona que está enferma tose, habla o estornuda, las gotitas de saliva o mucosidad que se desprenden de la boca viajan a través del aire y pueden llegar a liberar el virus en nuestro organismo. 

También se puede pegar por contacto cutáneo, sobre todo si después de tocar a una persona enferma la persona se toca las mucosas de la boca, la nariz o los ojos.

Síntomas del resfriado

Tal y como veníamos comentando, el resfriado presenta una sintomatología que no tiene por qué ser exactamente igual en todas las personas. Además de la nariz, es muy posible que la laringe o la garganta también se vean implicadas. Dicho esto, aquellos indicios y síntomas que se manifiestan con más asiduidad son:

  • Tos.
  • Congestión nasal.
  • Goteo.
  • Estornudos
  • Dolor de garganta

En menor medida, también es posible pasar por un periodo de uno o dos días de:

  • Fiebre transitoria.
  • Malestar general.
  • Dolor de cabeza.

Algunas complicaciones que podrían surgir, sobre todo en los niños, es la otitis media aguda u la otitis seromucosa en los niños.

¿Cuándo hemos de sospechar de que nos encontramos frente a una rinosinusitis bacteriana?

  • Los síntomas se parecen mucho al de una rinosinusitis aguda, pero no ha habido mejoras en más de diez días.
  • El paciente tiene fiebre elevada, rinorrea purulenta o dolor facial más de cuatro días consecutivos.
  • Los síntomas empeoran aunque al principio algunos pudieran haberse suavizado.

Tratamiento del resfriado común

El tratamiento habitual del resfriado  se basa  en su mayoría en suavizar o aplacar los síntomas. Por este motivo, es habitual que el médico recete mucolíticos, antihistamínicos o antitusivos. Los broncodilatadores solo son recomendables si el paciente padece broncoespasmos.

Los principios activos más utilizados en los antitusivos son los derivados opiáceos y la codeína. Dentro del grupo de este segundo hay la codeína, el dextrometorfano, noscapina, oxicodeína, difenhidramina, bromfeniramina y bromuro de ipratropio. 

Es muy importante que el profesional de la salud advierta al paciente que los antibióticos no son recomendables. El mal uso de este tipo de fármacos además de no prevenir las infecciones bacterianas contribuye a que las bacterias desarrollen mecanismos para sobrevivir. Por consiguiente, cada vez será más difícil curarse de las enfermedades en que sí son necesarios.

Riesgos de los medicamentos anticatarrales 

Aunque la medicina convencional puede ser de gran ayuda para paliar los síntomas del resfriado, hay que seguir al pie de la letra las indicaciones del médico o del prospecto, en especial cuando se le ha de administrar a los niños. 

Distintos estudios advierten de intoxicaciones graves en menores de ocho años por medicamentos antitusígenos opiáceos, antihistamínicos, descongestivos simpaticomiméticos e imidazolinas descongestivas. 

Los principios activos anticatarrales que se relacionan más con las intoxicaciones mortales en menores son la pseudoefedrina, la difenhidramina y el dextrometorfano.

Remedios naturales para los síntomas del resfriado

La fitoterapia es un remedio natural interesante al que se puede recurrir para paliar los síntomas de todas las variantes del resfriado. Los medicamentos mencionados con anterioridad son efectivos, pero pueden presentar efectos secundarios. 

Un ejemplo de ello podría ser el empleo de descongestionantes nasales con agonistas adrenérgicos más de cuatro días seguidos. Es posible que se origine una hiperemia de rebote por la vasodilatación. Además, la piel puede secarse, enrojecerse y tener sensación de picor, escozor y quemazón. 

Los antihistamínicos H1 producen somnolencia y sedación, sobre todo por sus efectos sobre el sistema nervioso, y sequedad en la boca, de ojos, nariz, garganta, estreñimiento o retención urinaria por sus propiedades anticolinérgicas.

Estos son dos ejemplos, pero hay muchos más.

Por eso, tal y como se manifestaba al principio, la fitoterapia se convierte en un remedio efectivo y más inocuo para tratar la tos, la congestión nasal o el dolor de garganta.

Plantas medicinales para la tos

La tos es un reflejo fisiológico que tiene como objetivo evitar el bloqueo de las vías respiratorias. Antes de que se active su mecanismo, el cuerpo dispone de una capa de mucosa que apresa las partículas extrañas que intentan entrar y de los cilios, proyecciones filamentosas que se encuentran en el aparato respiratorio, que trasladan la mucosidad hacia la boca.

La tos aguda dura un máximo de seis semanas. Si sobrepasa este periodo, podría considerarse crónica.

Para disminuir la tos, se proponen dos plantas que contribuyen a reducir la tos a partir de dos compuestos diferentes: los mucílagos y las saponinas.

Malvavisco (Althaea officinalis L.)

Imagen de manuel m. v.

Es una planta perenne que puede llegar a medir hasta un metro y veinte. Hoy en día se cultiva en todo el mundo, pero es originaria de Europa y Asia occidental. La parte de este vegetal que se utiliza con fines medicinales es la raíz.

Uno de los componentes más abundantes de la droga vegetal, entre un 5 y un 20%, son los mucílagos, concretamente arabinogalactanos, arabanos, glucanos y galacturonoramnanos. También tiene flavonoides en un 0,2%, taninos, ácidos fenólicos, cumarinas y esteroles.

Su riqueza en mucílagos hacen que esta planta sea ideal como demulcente y antiinflamatoria. Estos compuestos tienen la virtud de recubrir las mucosas orofaríngeas de manera que las protegen de la irritación e inflamación, las calman e hidratan. En concreto, estudios en animales de experimentación han demostrado que la mucosa bucal sale beneficiada de sus efectos hidratantes y protectores. 

Por lo tanto, el malvavisco se prescribirá para la tos seca.

Otros estudios científicos han demostrado que la raíz de malvavisco tiene efectos antimicrobianos, inmunomoduladores e hipoglucemiantes.

  • Posología: La dosis recomendada de la ESCOP para niños en jarabe, proporción 1:20 es de 10 mL hasta 6 veces al día. En niños de seis a doce años de 5 a 10 mL entre cuatro y seis veces al día y niños de tres a seis años de 2,5 a 5 mL de cuatro a seis veces al día.

Hiedra (Hedera helix L.)

Esta planta trepadora tan conocida puede llegar hasta los 20 metros de altura. Crece en zonas boscosas o rocosas en las que no toque el sol en exceso. En terapéutica, la parte que se utiliza de este vegetal es la hoja desecada entera o a trozos.

Los activos principales de la hiedra son los saponósidos triterpénicos pentacíclicos entre un 2,5% y un 8%, en concreto hederacósidos B a I, la mayoría formados por dos cadenas de azúcares (bidesmosídicos). En menor proporción se hallan dentro de este grupo la alfa-hederina y heterósidos provenientes del ácido oleanólico. En menor medida, la droga vegetal también cuenta con flavonoides, esteroles, trazas de emetina y poliacetilenos.

La ciencia ha demostrado mediante estudios que la hoja de hiedra es mucolítica, espasmolítica, antiinflamatoria, antioxidante, dilata los bronquios e impide el desarrollo de los microbios. 

A diferencia del malvavisco, la hiedra se utiliza para la tos productiva.

Los saponósidos son los responsables de la reducción de la viscosidad del moco al actuar como tensioactivos sobre la mucosa bronquial. El efecto broncodilatador lo provoca la alfa-hederina, la cual impide que los receptores beta2-adregénicos de las células estén inactivos. El resultado es un incremento de su reactividad, que a su vez provoca una excreción mayor de moco y broncodilatación.

  • Posología: la hiedra se toma muchas veces en forma de extracto. Las medidas para adolescentes, adultos y ancianos son de 15 a 65 mg de una a tres veces al día para extractos secos de 4-8:1 en etanol al 24%-30%. Las medidas para niños de seis a once años serán de 11 a 35 mg de dos a tres veces al día.

Plantas medicinales para la congestión nasal

La congestión nasal puede llegar a ser muy molesta, en especial durante la noche. Este síntoma ocurre a causa de la inflamación de los vasos sanguíneos y del tejido cercano a la nariz. Puede estar unida, o no, a secreciones de moco.

Eucalipto (Eucalyptus globulus Labill)

El eucalipto es un árbol con un origen muy lejano. Proveniente de Australia y Tasmania, en estos momentos se cultiva en muchos lugares del mundo. En la zona mediterránea, en especial en España, se emplea sobre todo con fines decorativos y para repoblar las zonas forestales. El suelo que necesita para prosperar debe ser húmedo y profundo.

La parte del eucalipto que se emplea con fines medicinales es la hoja desecada de las ramas adultas, ya sea entera o cortada. Su elemento mayoritario es el aceite esencial, entre un 1% y el 3,5%, dentro del cual se hallan el eucaliptol, óxido terpénico y el compuesto mayoritario, entre el 70% y el 80%, monoterpenos, sesquiterpenos, alcoholes alifáticos y monoterpénicos y sesquiterpenoles. 

Fuera del aceite esencial, se hallan los ácidos fenilcarboxílicos, flavonoides, taninos, en un 11%, resina y triterpenos.

El eucalipto tiene una fuerte actividad mucolítica, expectorante y antiséptica sobre las vías respiratorias porque su aceite esencial se elimina a través de los pulmones. Sumado a ello, diversos estudios han demostrado su capacidad antibacteriana.

Por lo tanto, cualquiera de las formas de administración del eucalipto ayudará a la persona a reducir la congestión nasal.

  • Posología: En adultos, para inhalaciones se ha de verter entre 3 y 8 gotas de aceite esencial en 250 mL de agua hirviente tres veces al día. Para niños de 4 a 12 años, de 2 a 4 gotas en la misma cantidad de agua.

 Pino (Pinus sp)

Con pino se agrupa un género de plantas que son árboles en su mayoría. Comprende un total de 111 especies. Se encuentran en lugares tan variados como los trópicos o las zonas subárticas. La fitoterapia aprovecha las yemas, hojas y ramas de diversas especies como P. sylvestris, P. nigra, P. halepensis, P. pinaster entre otras.

A su vez, de estas partes del árbol se extrae el aceite esencial de pino y el aceite esencial de trementina. El primero contiene entre un 1,5% y 5% de bornil acetato; el aceite esencial de trementina cuenta con hidrocarburos monoterpénicos, los cuales varían dependiendo de la especie y la época de recolección, y colofonía.

El aceite esencial confiere al pino propiedades expectorantes y mucolíticas porque irrita el epitelio bronquial, activando la actividad ciliar bronquial e incrementa las secreciones bronco-alveolares. A su vez, ayuda a eliminar los gérmenes del organismo, es antipirético e inmunoestimulante.

  • Posología: En adultos, verter unas 4 gotas de aceite esencial de hojas de pino en agua caliente para hacer inhalaciones. No está indicado para niños menores de seis años debido a que puede producir reacciones alérgicas.

Dolor de garganta

El dolor de garganta por resfriado común se caracteriza por el dolor al tragar o hablar, picazón, e inflamación en la zona. Los síntomas se apagan por sí solos, pero se puede echar mano de las plantas medicinales para suavizar el malestar

Gordolobo (Verbascum sp)

Son plantas bienales de tallo erecto que pueden llegar a medir hasta dos metros de altura. Las flores son de color amarillo y se distribuyen en inflorescencias en forma de espiga. La fitoterapia se sirve de la corola y el androceo de las flores desecadas. 

La farmacopea europea considera como drogas oficiales las tres especies de gordolobo Verbascum densiflorum, V. phlomoides y V. thapsus.

Dentro de la composición del gordolobo, destacan los mucílagos ácidos, en un 3%, iridoides, flavonoides, entre un 1,5% y 4%, esteres osídicos del ácido cafeico, saponósidos, esteroles y carotenoides.

La presencia de mucílagos hace que esta planta sea muy adecuada para el cuidado e hidratación de la garganta por su acción demulcente y calmante, dos propiedades que también la hacen muy útil para la tos. Los saponósidos le atribuyen propiedades expectorantes porque aumentan las secreciones broncoalveolares y los iridoides, que la hacen bactericida y fungistática.

  • Posología: La ESCOP aconseja en adultos tomar una infusión de 1-1,5 g por taza de una a tres veces al día.

Tomillo (Thymus vulgaris L.)

El género Thymus comprende a más de 200 especies originarias de Asia, África, el norte de Europa y Groenlandia. Thymus vulgaris es un arbusto aromático de 20 o 30 cm de alto de tallo leñoso muy ramificado. La sumidad florida, comprendida por las flores y los tallos jóvenes, son aquellas partes de la planta que se aprovechan por las virtudes medicinales.

Dicha parte vegetal está compuesta de aceite esencial en un 1% y 2,5% con monoterpenos, monoterpenoles, ésteres terpénicos y fenoles terpénicos; flavonoides, taninos, ácidos fenil-carboxílicos como los ácidos rosmarínico y clorogénico, triterpenos y principio amargo.

El aceite esencial tiene actividad antimicrobiana, en especial sobre cepas que afectan a la cavidad bucal, de manera que puede aprovecharse como colutorio o dentífrico. A su vez, los flavonoides y fenoles del aceite esencial le dotan de propiedades espasmolíticas a nivel de la tráquea. Al eliminarse a través de los pulmones, el aceite esencial de tomillo es excelente para limpiar las vías respiratorias.

  • Posología: En infusión, la EMA recomienda de uno a dos gramos entre tres y cuatro veces al día.

Plantas inmunoreguladoras y antibacterianas

Además de la reducción de la sintomatología, un catarro se puede abordar reforzando el sistema inmune. Una de las plantas más famosas y nombradas para ello es la equinácea, poderosa inmunoreguladora y antiinflamatoria. Se utilizan las raíces y la parte aérea.
Otro ejemplo poderoso para eliminar microbios es el aceite esencial de orégano, potente antibacteriano, antifúngico y antivírico. Las hojas se emplean habitualmente en la cocina por sus propiedades aromáticas y digestivas.

Bibliografía

  • Mayoclinic.org
  • Fitoterapia.net
  • Colom Gordillo, A., Martínez Sánchez, L., Pretel Echaburu, C., Trenchs Sainz de la Maza, V., Gotzens Bersch, J., & Luaces Cubells, C. (2022). Intoxicación no intencionada por anticatarrales: medicamentos poco útiles y potencialmente tóxicos. Anales de Pediatría97(5), 326-332. https://doi.org/10.1016/j.anpedi.2022.04.010
  • Bonfils, P., Chays, A., & Tran Ba Huy, P. (2022). Resfriado del adulto: coriza, rinitis aguda, rinofaringitis aguda, rinosinusitis aguda, sinusitis aguda. EMC – Otorrinolaringología51(1), 1-11. https://doi.org/10.1016/s1632-3475(21)46018-2
  • Chong-Delgado, I., Solórzano-García, F. E., Rojas-Vera, L. A., & Zambrano-Espinel, J. E. (2021). Infecciones del tracto respiratorio superior. Polo Del Conocimiento: Revista Científico – Profesional6. https://doi.org/10.23857/pc.v6i6.2831
  • García, C. E. (2021). Manual de fitoterapia (3a ed.) (3.a ed.). Elsevier España. S.L.U.
  • Navarro C, Ortega T, García-Rodriguez JA, Stübing G, Peris JB. (Coordinadores). Plantas Medicinales y complementos de la dieta en las afecciones respiratorias. Madrid: Infito, 2005. 72 páginas. ISBN 84-609-3589-2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio