Propiedades del anís, una planta medicinal muy popular

El anís es una planta muy popular que, además de por sus propiedades medicinales, también se ha utilizado para dar sabor a dulces y licores. Si lo utilizas, tu salud te lo agradecerá. Eso sí, siempre con cuidado ya que si se ingieren grandes cantidades puede tener efectos tóxicos sobre el organismo.

Tipos de anís

El anís es una planta que proviene de la familia de las apiaceaes y se conocen cuatro especies distintas. 

Anís verde (Pimpinella anisum L)

Imagen de 👀 Mabel Amber en Pixabay

Es originario de Oriente Próximo. En la actualidad, se cultiva en los países próximos al Mediterráneo, como España, que es su principal exportador. La parte de la planta que se utiliza para los preparados medicinales, es el fruto desecado. 

El aceite esencial del anís (2-6%) es el principal responsable de su acción. Contiene de un 87% al 94% de trans-anetol, el cual a su vez le confiere su sabor y olor característico. En menor medida, hay estragol, anisaldehídro, cis-anetol e hidrocarburos sesquiterpénicos y monoterpénicos. Su esencia cuenta con hasta un 2% de 2-metilbutirato de pseudoisoeugenilo. Otros ingredientes que se incluyen en él son los flavonoides, ácidos fenoles, furocumarinas, hidroxicumarinas y aceite fijo. 

Anís estrellado

Dentro de este característico tipo de anís, se hallan dos especies muy parecidas entre sí. Se debe ir con mucho cuidado, ya que una de ellas es tóxica.

Anís estrellado o Badiana de la China (Illicium verum Hooker fil)El anís estrellado tiene muchas propiedades para la digestión

Como en el anís verde, el anís estrellado contiene una gran cantidad de aceite esencial, del 5% al 8%, dentro del cual el 80%-90% es anetol. Un 5% restante está constituido por hidrocarburos monoterpénicos, que casi no están presentes en el anís verde. Otros componentes dentro de la planta son estragol, cumarinas, taninos, triterpenos y lactonas sesquiterpénicas en muy baja concentración.

Badiana de Japón (Illicium anisatum)

El fruto de la especie Badiana de Japón es muy parecido al del Illicium verum, pero es tóxico para nuestro organismo. Su aceite esencial es muy parecido al de la Badiana de China, con la diferencia que contiene menos concentración de anetol.

Las lactonas sesquiterpénicas presentes en su fruto y las semillas son neurotóxicas, ya que provocaron alucinaciones y convulsiones en ratones durante la experimentación. También causan toxicidad digestiva, con diarrea y emesis.

Hinojo (Foeniculum vulgare Miller)El hinojo es una planta medicinal con propiedades carminativas y eupépticas.

El hinojo es una planta que se cultiva en muchos países del mundo. Sus tallos rectos pueden llegar a medir de dos metros a dos y medio de alto. Existen dos variedades de hinojo, el dulce y el amargo, de los cuales se aprovecha el fruto. Estos tienen, entre otros componentes, flavonoides, hidroxicumarinas y furocumarinas.

El aceite esencial también es apreciado para fines medicinales. Se extrae de la parte aérea y los frutos.

El aceite esencial de hinojo amargo contiene un mínimo de 60% de anetol y un 15% de fenchona. Estragol, en un máximo del 5%, aldehídro anísico e hidrocarburos monoterpénicos. El del dulce contiene una cantidad superior de anetol (80% mínimo), un 10% máximo de estragol y un 7,5% máximo de fenchona.

Usos medicinales del anís. Un excelente digestivoLas malas digestiones pueden producir cólicos.

Todas las especies de anís tienen en común sus efectos positivos para la digestión y la dispepsia dada su acción carminativa y eupéptica, ya que in vitro se ha demostrado que relaja la musculatura lisa intestinal. A nivel respiratorio, aumentan la producción de secreciones bronquioalveolares y ayudan a expulsar la mucosidad. Reducen los espasmos, incrementan la producción de leche y contribuyen a eliminar los virus, bacterias y hongos. 

Incluso el aceite esencial de anís estrellado se ha utilizado como insecticida y desparasitante del ganado. En el género humano, se ha empleado para luchar contra chinches y piojos.

El anetol es en gran parte el causante de que las tres especies comestibles compartan tantas virtudes.

Algunas precauciones a tener en cuenta

La Badiana de China y la Badiana de Japón son dos frutos muy similares que pueden llegar a confundirse y, en última instancia, provocar envenenamientos. Una manera de reconocerlas es fijarse en su tamaño y forma. El anís estrellado es más grande que su homólogo japonés, tiene un olor más intenso y un sabor dulce inconfundible. La Badiana de Japón tiene un olor más suave y su sabor es parecido al laurel.

Distintos estudios científicos recogen diversos casos de intoxicaciones en lactantes o niños pequeños causados tanto por un error de reconocimiento entre especies o por sobrepasar la dosis adecuada. La venta de Illicium anisatum en España está prohibida y, además, se han reforzado las medidas de seguridad para que empresas y laboratorios puedan distinguirlos correctamente durante el preparado de sus productos.

Posología 

Un exceso en el consumo de anís puede causar vómitos, náuseas o, en el caso de la badiana de China, delirios, anestesia y convulsiones.

  • Anís verde: según la ESCOP, los niños de menos de un año pueden tomar hasta 0,5 g de frutos triturados. De uno a cuatro años, 1 g. De cuatro a diez años, 2 g  y a partir de los diez ya pueden tomar la dosis de adultos. En este caso, 3 g.
  • Anís estrellado: El Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición estableció que lactantes de hasta 3 meses pueden consumir de 10,4 a 18,6 mg al día. De tres a seis entre 18,6 hasta 23,6 mg. De seis meses a un año, de 23,6 a 29,5 mg. La Comisión Europea recomienda en adultos una dosis media diaria de 3 g de la planta o 0,3 g de aceite esencial.
  • Hinojo: Hinojo amargo: según la ESCOP, los niños de uno a cuatro años pueden tomar de 3 a 6 g. de cuatro a seis años de 6 a 10 g. de diez a 16 años, ya pueden tomar la dosis de adulto, que es de 6 a 7 g de fruto triturado. De hinojo dulce, los niños pueden tomar hasta un año de 1-2 g. de uno a cuatro años, de 1,5 a 3 g. De 4 a 10 años de 3 a 5 g. A partir de los 10, pueden comenzar a tomar dosis de adulto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio