¿Qué es la achicoria y cuáles son sus propiedades?

Las propiedades de la achicoria están muy ligadas al sistema digestivo. Su riqueza en inulina la hacen un prebiótico excelente y un buen aliado para mejorar el tránsito intestinal. Sigue leyendo si deseas conocer esta planta con más profundidad.

Achicoria, una planta de la subfamilia de las Ligulifloras

La achicoria (Cichorium intybus) es una planta que se puede encontrar de forma silvestre en los bordes de los caminos o los ribazos tanto de las tierras bajas como en las montañas de toda la península. Si la tierra es rica en nutrientes, puede llegar hasta el metro de alto, aunque lo más habitual es que alcance entre dos y tres palmos. Las hojas rodean al tallo desde su base, y tienen sus bordes enteros. Las inferiores, en cambio, están divididas en lóbulos.

Sus flores azuladas miden entre tres y cuatro centímetros de diámetro y nacen en el extremo de los tallos sin hojas durante el verano. Sus frutos miden entre los dos y tres milímetros.

Este vegetal pertenece a la subfamilia de las Ligulifloras. Aquellas especies que se agrupan bajo este paraguas raras veces producen esencias. Tal y como explica Pio Font Quer en su libro “el Dioscórides renovado”, más bien desprenden un látex blanco que cuaja pronto cada vez que se hace una herida.

Aunque en el mismo libro se indica que se utilizan las hojas y las cabezuelas, su droga más popular es la raíz

Componentes químicos de la planta

La raíz de la achicoria está compuesta en su mayoría por fructanos. Dentro de los mismos se incluyen los fructooligosacáridos y la inulina. También con ácidos clorogénicos e isoclorogénicos y principios amargos, como son las lactonas sesquiterpénicas. Más en concreto, dentro de las mismas se halla la lactucina y la lactupicrina.

Acción farmacológica de la achicoria

La acción de la achicoria en el organismo en especial se basa en el sistema digestivo. La inulina es en parte la responsable de ello.

Es fuente de fibra soluble

La inulina es una fibra soluble que no se puede digerir y, como tal, cuenta con una acción laxante y reductora de los niveles de glucosa y colesterol justo después de comer. Debido a su efecto prebiótico, también tiene la capacidad de modular la flora intestinal. 

De hecho, la ingesta de ocho gramos diarios de inulina estimula el crecimiento de especies de anaerobios y lactobacilos, a la vez que reduce los niveles de amoniaco y la actividad beta-glucuronidasa. En este punto se observa una mejoría de la función de las vísceras.

  • Posología: Inulina, de 8 a 15 g al día.

Estimula la digestión

Su contenido en componentes amargos, inulina, lactucina y lactucoprinna la convierten en una planta aperitiva y digestiva por la estimulación que ejerce sobre la secreción de jugos gástricos. 

También se le ha observado en distintas investigaciones acciones coleréticas y colagogas. Por lo tanto, será una opción ideal de prescripción en personas con hígado graso, insuficiencia hepática y cirrosis.

  • Posología: a partir de los 12 años, de 2 a 4 g en infusión una vez al día.

Mejora el sistema inmune

La ingesta de achicoria podría ayudar a atenuar las patologías inflamatorias del intestino y a resistir frente a las infecciones intestinales. Desde luego, en este tipo de beneficios la estimulación del sistema inmune tiene un papel muy importante.

Dicho efecto se ha podido corroborar en animales. En un estudio realizado en pollos de engorde suplementados con polvo de raíz de achicoria al 1% se observó una reducción del pH intestinal y las bacterias dañinas. A su vez, aumentó el número de bacterias beneficiosas, los parámetros de morfometría intestinal y el número de células calciformes en el intestino delgado.

Es importante que los humanos se abstengan de tomar más de 30 g. de inulina al día o es posible que sufran efectos gastrointestinales.

Podría ayudar a prevenir el cáncer

Aunque los resultados en animales no son 100% extrapolables a las personas, en ratas se ha podido ver que la administración de inulina puede ayudar a prevenir el crecimiento del cáncer de colon. Esta propiedad beneficiosa se le atribuye al aumento de los ácidos grasos de cadena corta y la reducción de la proliferación de enzimas relacionadas con la patogénesis del cáncer.

En otro experimento también en ratas, se constató que aquellas que fueron suplementadas con inulina inhibieron el cáncer mamario.

Prevención de la trombosis

Un estudio clínico sobre los efectos del café de achicoria en 27 voluntarios demostró una reducción de la viscosidad sanguínea y la deformidad de los eritrocitos. El experimento duró una semana, durante la cual los participantes consumieron 300 mL de café de achicoria a partir de 20 g. 

Desde fitoterapia.net recomiendan el consumo de café de achicoria como prevención de este problema.

Potencial preventivo en la osteoporosis postmenopausica

Estudios preliminares señalan el potencial de la achicoria y la inulina enriquecida con oligofructosa para prevenir la osteoporosis postmenopáusica ya que favorecen la asimilación de calcio y magnesio.

Estudios en ratas y personas ya han constatado esta consecuencia final de densificación ósea en la introducción de inulina y derivados en las comidas. En adolescentes, la cantidad y tiempo necesarios para observar dichos resultados fue de ocho gramos al día durante ocho semanas.

Bibliografía

  • Fitoterapia.net
  • Botanical-online.com
  • Quer, P. F. (2023). Plantas medicinales. Península.
  • Gurram S, V CP, K VL, M V L N R, M V, Bora S. Supplementation of chicory root powder as an alternative to antibiotic growth promoter on gut pH, gut microflora and gut histomorphometery of male broilers. PLoS One. 2021 Dec 16;16(12):e0260923. doi: 10.1371/journal.pone.0260923. PMID: 34914731; PMCID: PMC8675672.
  • Madrigal, L., & Sangronis, E. (2007). La inulina y derivados como ingredientes claves en alimentos funcionales. Archivos latinoamericanos de nutrición, 57(4), 387-396.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio